_”Todo bien Chris? ” _” Me pareció ver 1€…No te… “

Primera etapa de montaña de las 3 seguidas que le esperan al pelotón y no han tardado en aparecer los agonías; “que aburrida la etapa” , “no se movió nadie” , “es que Sky es malo malísimo porque no deja que nadie se escape” , “es que no se mueve nadie” , es que… Es que… Es que … ¡Es que mañana tienen otra!! ¡Y pasado mañana otra que acaba en Alpe D’huez!! ¡Es que llevan ya 10 etapas!! ¿Es que sabéis lo que significa pasar por más de 20 kms de adoquinado? ¿Sabéis cómo se queda el cuerpo? ¿Sabéis lo que supone tener en medio una jornada de descanso?

En cualquier otro deporte, supongamos maratón o incluso triatlón (dónde por cierto jamás se ven ataques a pesar de que al bajarse de la bici el podio se sabe de antemano) , si llegaran 10 deportistas al último km con opciones de ganar se vendería como algo grandioso. Sin embargo, en el ciclismo se ve como algo negativo. En serio, ¿de verdad os gusta el ciclismo?

Así vamos a pasar tu mierda de sterrato.

Además de todo esto el pelotón volvió a ser insultado por la organización del Tour cuando atravesaron un tramo de camino sin asfaltar. Me pregunto qué pretendían conseguir, cuál era el objetivo de ese paso, en qué beneficia al ciclismo. ¿Os imagináis una final de Champions en un campo de tierra? El resultado fue un “pacto de no agresión” entre los corredores que incluso levantaron el pie ante un pinchazo de Froome, bien por ellos.

La etapa salió rápida, muy rápida. Se sabía que era muy probable que llegara la fuga, como finalmente sucedió, y muchos corredores querían estar en ella. Groupama y Direct Energy fueron los más activos consiguiendo meter a más de un representante, al igual que Quick Step con Gilbert y Alaphilippe,  Bora con Sagan, Bahréin con Jon Izaguirre, Ag2r con Gallopin, Lotto con Gesink y BMC, nada más y nada menos que con el líder de la carrera, Van Avermaet. Así hasta juntarse una veintena de ciclistas.

Pronto comenzaron a crecer las diferencias que llegaron a rozar los 8′ y, como era de esperar, Sky comandaba el pelotón con Luke Rowe y Moscon y un increíble Castroviejo, que hace el trabajo que otros equipos, entre los que se encuentra su ex, necesitarían que hicieran al menos tres corredores. Fue un monólogo de un Sky perfectamente estructurado en el que cada uno sabe exactamente cuál es la función que debe desempeñar. Primero Rowe y Moscon, luego Castro hasta muy cerca de meta, después sería el turno de Kwiatkowsky, tan generoso en su esfuerzo que hizo que hasta el mismísimo Froome se llevara la mano al pecho para accionar el micro y pedir que bajara el ritmo. Una vez se abrió entró Poels, muy escaso en su aportación, para que finalmente fuera el nuevo talento colombiano, Egán Bernal, el que condujera el pelotón hasta los metros finales de la etapa. Algo me dice que la idea de Sky no es sólo ganar con Froome, sino que también quieren subir al podio final en París a su lugarteniente Thomas.

La etapa se la llevó con gran autoridad Alaphillipe por delante de Izaguirre y Taaramae. Entre los favoritos tan sólo Dan Martin, con la dificultad añadida del aire de cara, intentó mover el árbol con el resultado de 4 ilustres descolgados; Majka, Zacarin, Mollema y, sobre todo, Urán. Van Avermaet seguirá siendo, con gran merecimiento, el maillot amarillo durante al menos una jornada más.

A mí me gustan las etapas cortas y lo sabes! Y si tienen 60 kms todavía mejor!

Mañana les espera una etapa dura, pero corta, extremadamente corta. Una etapa de 100kms no es digna de un Tour de Francia ni de corredores profesionales y jamás conseguirá el desgaste que producen etapas de alta montaña, las de verdad, las que rozan o incluso superan los 200 kms. Porque no nos olvidemos que, una Gran Vuelta, es desgaste, es fondo, es aguante, y para nada es, en contra de lo que nos quieren vender, algo explosivo. Para eso, para la tierra, para el adoquín, la hierba y los sprints continuos hay otra modalidad y se llama ciclo cross.

JG.