10698515_1557391954472614_7893646838411364378_n

“Es que a la gente le gusta” o “Es que sino la gente se aburre” son dos de las afirmaciones que siempre salen a relucir en todas nuestras formaciones para justificar lo injustificable. Falta de criterio en algunos casos, de base en otros, programación y/o seguridad en nuestras clases.

Que nuestros alumnos no son ciclistas/triatletas profesionales con la necesidad de llevar su cuerpo al límite lo sabemos (y aún así lo llevan sin control ni criterio en muchas ocasiones) pero nunca debemos olvidar que nos encontramos en un centro deportivo donde debería de primar la seguridad y el buen hacer de sus profesionales sobre todo lo demás sin que esto esté de ninguna forma reñido con la diversión.

Vivimos una época muy complicada y sabemos de la necesidad de los centros deportivos de retener e incluso “rascar” cada cliente de la competencia pero… a cualquier precio?

El ciclo indoor o ciclismo indoor no deja de ser una actividad “ciclista” practicada en una sala, por supuesto con ciertas particularidades, pero ciclista al fin y al cabo y lo que nunca debemos es distorsionar una actividad con la única justificación de la diversión. Si eres instructor de ciclo indoor y no te gusta pedalear o te parece aburrido tienes un problema.

Debemos perder el miedo a “hacer las cosas bien”, debemos de perder el miedo a que los “vendemotos” tengan sus clases más llenas, debemos perder el miedo a ser diferentes… porque nuestros miedos solo limitan nuestro crecimiento y nos hacen ser “uno más”.

Fórmate con profesionales, exígeles que justifiquen sus argumentos, rebáteselos hasta la saciedad y ten criterio suficiente para aplicar lo que creas que debes hacer sin dejarle influenciar por la “marea”. Solo así crecerás como profesional y marcarás la diferencia.

Arriésgate!!